miércoles, 24 de junio de 2009

NOS VAMOS PARA ITALIA (cont. 5)


El día 31 de diciembre saliamos de Roma con destino a la ciudad de Florencia en donde tras el almuerzo visitaríamos una de las ciudades que personalmente más me gustaron.
Situada en torno al río Arno, es conocida mundialmente por haber sido la cuna donde se desarrolló el Renacimiento desde finales del siglo XIV en adelante. Es la ciudad del mundo que posee más obras pictóricas y arquitectónicas del Renacimiento. Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1982.

Increible fue perderse por sus calles. En cualquier esquina te salía al paso un monumento, un palacio, un museo.
Y tras esta visita continuamos el viaje hacia Venecia, lugar esperado por muchos. Fué en la famosa ciudad de los canales, donde pasamos el Fin de Año.
A Venecia llegamos a última hora de la tarde y esa noche en el hotel donde yo me alojaba, situado en un pueblecito muy cercano llamado Monastier de Treviso, se realizaría la Fiesta de Fin de Año de todos los componentes de este viaje.

De la fiesta os puedo contar que había una orquesta bastante mediocre, pero mi hermano Miguel y varios más se subieron al escenario que habían montado y comenzaron a cantar. Los componentes de la orquesta, aburridos terminaron marchándose.
Un poco antes de las doce de la noche nos dirigimos a un comedor en donde nos pusieron un plato de lentejas y un trozo de bizcocho que es la tradición en Italia, aunque algunos pudimos comprar tambien uvas en algunos establecimientos que encontramos.
Tampoco sé cómo pero cuando el cansancio ya hizo mella en muchos y se fueron a dormir, varios de nosotros incluida yo, como no, conseguimos las llaves de sus habitaciones y entrábamos a despertarlos asustándolos.
Recuerdo que el recepcionista, cada vez que le pedia la copia de una llave, me miraba con una cara como diciendo: ¡que le pasará a ésta, que pierde todas las llaves!.

Por la mañana no podíamos con nuestro cuerpo, toda la noche de marcha y sin dormir más el cansancio acumulado del resto de los dias era ya mucho, pero había que ir a visitar Venecia que está situada sobre un conjunto de islas que se extiende en una laguna pantanosa en el mar Adriático, entre las desembocaduras de los ríos Po y Piave.
Venecia goza de una fama legendaria por su amplio patrimonio artístico y largo historial como referencia de la pintura europea. La riqueza de los poderosos de la ciudad, la Iglesia, los políticos y ciertos comerciantes permitió mantener un prolongado patrocinio sobre pintores, arquitectos y demás artistas.
En Venecia se encuentra uno de los coliseos de ópera más famosos del mundo, el teatro de La Fenice, que literalmente significa "Ave Fénix" y hace honor a su nombre, habiendo surgido de sus cenizas tras repetidos incendios, el último a finales del siglo XX. Fue lugar de estreno de algunas de las más famosas piezas del repertorio, entre ellas varias de Verdi.

Tras un paseo por sus calles, en góndolas o vapporetos nos dirigimos a la Basílica de San Marcos donde se ofició una misa.
Es el primer templo católico de la ciudad y una obra maestra de la influencia bizantina. Fue quemada en un motín en el año 975 y reconstruido en el siglo XI por arquitectos y obreros de Constantinopla. En una de sus esquinas se encuentran los Tetrarcas que proceden de Constantinopla y son del siglo IV.




Pero la ciudad de Venecia es famosa en todo el mundo por sus canales que componen un gran entramado a modo de calles que parten del Gran Canal, que es como una gran avenida por donde discurren multitud de embarcaciones, grandes y pequeñas, siendo estas últimas las conocidas góndolas. Son muy útiles los transportes colectivos o vaporetos. En la parte antigua del centro los únicos medios de desplazamiento son las embarcaciones y el caminar. entre sus puentes, de los mcuhos que la cruza, el más famoso es el Puente de los Suspiros que une el Palacio Ducal con las Prisiones estatales.




A media tarde salíamos de Venecia con rumbo a la última ciudad italiana que visitaríamos Génova. Pero eso os lo contaré en el siguiente capítulo

3 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Esta parte del viaje es preciosa.

Pero el sábado a la playa eh!

sevillana dijo...

Es de las más bonitas Luz sobre todo Florencia que me encantó. Por cierto ya tengo preparados dos modelitos para el sábado estar en la playa.
Besitos

Verbo... dijo...

Italia es preciosa, solo pude estar en ella por unas horas en el año 2005.

Pasé por el Vaticano, subí en un tren hacia el Sur, para luego subir en un crucero que me llevó por las Islas Griegas.

Grecia es un amor ♥


Sevillana,

fué un placer conocerte en Luz de Gas, y compartir un rato en la playa.

Me pareció hermoso el momento compartido, espero verte por mi blog.

Un beso a tu perrito, y un abrazo para ti.

Verbo... ♥