domingo, 15 de marzo de 2009

NOS VAMOS PARA ITALIA (cont. 1)



El día 24 de Diciembre y tras la cena de Nochebuena, mi hermano Miguel y yo no parábamos de revisar todas nuestras cosas para el viaje, el pasaporte, que no nos faltara nada de ropa en la maleta. Yo además, llevaba mi traje de "gitana" ya que para la Audiencia con Su Santidad Juan Pablo II se escogieron a seis chicas que vestirían de mantilla y otras seis que lo harían con el traje típico de nuestra tierra. Mi maleta iba tan a tope que, para cerrarla, antes tenía que sentarme sobre ella.

También llevábamos un macuto lleno de latas de conservas, pan de molde, chucherías varias que todas nuestras madres nos prepararon ya que por aquella época casi ninguno de nosotros aún trabajaba y estábamos un poco cortitos de dinero. Todos estábamos un tanto nerviosos, pues era la primera vez que viajábamos solos, sin nuestros padres. Pero lo peor fue que a mi hermano y a mi se nos olvidó la cámara de fotos, gran fallo el nuestro.

Un poco antes de las 4 de la madrugada nos reuníamos en el Prado de San Sebastian los trescientos cincuenta jóvenes que participaríamos en esta peregrinación, uniéndose a nosotros tres seminaristas.

Y aquí comienza el primer problema ya que el autobús formado por las Hermandades del Santo Entierro, la Candelaria y la Soledad de San Lorenzo empezó a llenarse de humo y todos tuvieron que bajarse rápidamente. El conductor tan tranquilamente les indicó que se trataba sólo un fallo en la calefacción, pero que no pasa nada.
Y tras las despedidas de nuestros familiares, emprendimos el camino hacia Barcelona en donde pasaríamos la primera noche.

El regalo que le llevábamos a Juan Pablo II era un retablo de cerámica trianera con la imagen de la Inmaculada.




Fueron muchas horas de viaje y al anochecer, una vez en la ciudad Condal tocaba repartirnos en los diferentes hoteles que teníamos contratados. Al final la mayoría de nosotros nos encontramos en un burguer en donde cenamos esa noche.

He de decir que no todos los hoteles contratados estaban a la altura del precio pagado ya que el autobús formado por las Hermandades de San Isidoro y el Valle estuvieron en un establecimiento muy poco digno.
Y tras la cena y una vuelta por la ciudad, nos marchamos a dormir, ya que al día siguiente saldríamos a las seis de la mañana con destino a Niza.









Continuará.......................

7 comentarios:

América dijo...

Yo estoy también preparada para viajar virtualmente a través de los recuerdos del que apunta fue un viaje inolvidable,por lo pronto me imagino como abra sido aquella cena,lo del autobús son de esas cosas que no pasan y le quitamos el aire de "aventura",espero verte con el vestido de flamenca habrá una fotografía?....Espero el próximo capitulo.

Precioso regalo llevaban,la Santísima que seguro los protegió todo el viaje.

sevillana dijo...

Querida América por donde empiezo:
- hay foto vestida de flamenca, ya la veras
- como comprobarás en las sucesivas entradas no todo fue de color de rosa, en Niza lo pasamos bastante mal, ya lo leerás
- y en Pisa tuve un altercado con un grupo de jóvenes que no participaron en ningún momento en su organizacion, pero ya no te adelanto nada más jajajajaja
Espero que todo te guste, muchos besitos

verdial dijo...

Que hermoso viaje. Es algo que tengo pendiente desde hace mucho, y ahora con la época de crisis creo que tardará en llegar.

Un abrazo

Jorge dijo...

Por fin puedo leer esta continuación, el domingo no se que pasó que no pude porque decía que no se encontró la página en blogger. Seguiremos atentos pues presiento que como dice un dicho que los sevillistas han hecho suyos, "lo mejor está por llegar"

sevillana dijo...

Pues cuando pase esta crisis que todos estamos sufriendo amiga verdial nos liamos la manta a la cabeza y nos damos un caprichito y nos vamos las dos.
Besitos

Pues si Jorgea mi también me ha pasado con algunos blogs que me indicaba que no existían, creo que es algún problema de Blogger.
Aún queda mucho por contar, pero no todo es bueno, ya lo iras leyendo.
Besitos

Anónimo dijo...

Este comentario no tiene nada que ver con la entrada, pero creo que es importante:

Despues de ver ayer el programa de Sevilla TV, y escuchar las declaraciones del Sr. Torrijos, Teniente de Alcalde de Sevilla y el consentimiento por parte del Sr. Alcalde D. Alfredo Sanchez Monteseirín, y Ayuntamiento sobre las Hermandades y Cofradías de Sevilla así como su postura con respecto a la nueva Ley del aborto, propongo:

QUE CUANDO PASEN ESTOS SEÑORES REPRESENTANDO AL AYUNTAMIENTO EN LAS PRESIDENCIAS DE CIERTAS HERMANDADES, TODOS Y DIGO TODOS LOS QUE ESTEN EN LAS SILLAS DE LA CARRERA OFICIAL LES DEN LA ESPALDA, NO SE MERECEN NI UNA SOLA MIRADA DE LOS COFRADES SEVILLANOS.

Zinquirilla dijo...

Pese a los contratiempos de bus, suena emocionante el viaje, seguiré leyéndolo.